Publicado: 3 de Julio de 2014

El material se llama Fordita, (un guiño a la Ford) y está formado por los restos de pintura.
Sucesivas capas de esmaltes de diferentes colores que se depositaban dentro de los hornos para el secado de los automóviles en la industria de Detroit y quedaban en forma de residuo. Estas capas se endurecían al recibir altas temperaturas en numerosos procesos de horneado.

Y ahora viene cuando entramos los joyeros, una piedra preciosa debe de ser hermosa y poco común y esta lo es, ya que el proceso de pintado actual es totalmente diferente. La Fordita pasa a ser un bien escaso y cambia de nombre para ser ahora” Ágata de Detroit o Ágata de Motor “ iniciando un aumento de su valor.

Aquí tenéis un enlace Fordita